Tener un arma en casa no necesariamente significa estar preparado para una invasión al hogar.  De hecho, si comprar un arma es lo único que hiciste hasta ahora, probablemente estés peor que al principio.

La preparación mental es clave, e involucra:

  1. Tu actitud en la vida diaria
  2. Tener un plan de defensa del hogar que involucre a toda la familia.
  3. Estar preparado mentalmente para un combate en caso que sea inevitable.

> Comienza por entender qué actitud debes tener para vivir más seguro


 

Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s