Si definimos “eficacia” en tu técnica de tiro como la capacidad de impactar en el blanco de forma consistente en una secuencia de disparos, el agarre o empuñe del arma tiene posiblemente el rol más importante de todos los aspectos técnicos en el disparo.

Todos los demás elementos que componen la secuencia de un disparo se producen luego de empuñar el arma, lo cual hace que un correcto empuñe tenga un impacto directo en qué tan bien configuramos el resto de las acciones que determinan si damos o no en el blanco.


MANO DOMINANTE

Si bien debemos estar preparados para disparar con una sola mano, siempre que sea posible debemos hacerlo con las dos manos para hacerlo de forma efectiva.  Un agarre con las dos manos es siempre más estable y por lo tanto más preciso.

Lo más arriba posible:  En primer lugar, mantén la pistola con tu mano dominante y colócalo en lo alto de la empuñadura.  La piel de la mano entre el pulgar y el dedo índice debe tocar la base de la corredera o el cuello de la empuñadura donde generalmente hay una pequeña curva. Esto proporciona el mayor grado de seguridad a la hora de disparar.  Esto reduce el efecto del retroceso (culetazo) y nos permite mantener el arma en la misma posición para efectuar una secuencia de disparos sobre el mismo objetivo.

En el caso de las pistolas semi-automáticas hay que tener especial cuidado con hacerlo lo más arriba posible, pero no por encima del nivel de retroceso de la corredera.  Al efectuar un disparo la corredera es impulsada con fuerza hacia atrás y es muy común en principiantes irse con una “mordida” entre los dedos pulgares e índices a su casa.

Conoce el estado de tu arma

Envuelve tus últimos tres dedos (medio, anular y meñique) alrededor de la base de la empuñadura, justo debajo de la protección del gatillo. Manténlos tan cerca como sea posible y sin superponerse. No utilizar un “abrazo de la muerte” al agarrar el arma, tan fuerte que nos fatigue los músculos de la mano, simplemente manténlos con firmeza.

Mantén el dedo índice de la mano dominante extendido y contra el marco de la pistola hasta el momento de disparar.  El dedo de tiro nunca debe estar en el gatillo a menos que te dirijas y estés preparado para disparar, de acuerdo a las reglas básicas de seguridad.  El pulgar de la mano dominante envuelve el arma contra el otro lado del cuadro, en la parte superior.


MANO DE APOYO

Coloque la palma de tu mano no dominante en la parte expuesta de la empuñadura para que se llene completamente el espacio. El pulgar de tu mano no dominante debe ser justo debajo y ligeramente hacia adelante del pulgar de su mano dominante y contra el marco. Envuelve su otros cuatro dedos (índice, medio, anular y meñique) firmemente alrededor de la base de la empuñadura, justo debajo de la protección del gatillo y alrededor de su mano dominante en el otro lado de la empuñadura. Agarra firmemente.

Agarre a dos manos

(La mano dominante guía el arma, la no dominante da soporte al tiro)

Este agarre con las dos manos se sentirá completamente antinatural, al igual que tomar un palo de golf por primera vez. La clave es llenar los espacios abiertos vacíos de la empuñadura.  En el retroceso de la pistola se mueve todo hacia el camino de la menor resistencia, y mantenerse en control es el nombre del juego.

Posición de los pulgares

Una forma de corroborar que tenemos una buen empuñe es mirar el arma hacia abajo en la parte superior de la pistola.  Todo debe encajar perfectamente, con cada lado siendo casi un espejo del otro.


TRANSICIÓN A POSICIÓN DE TIRO

La secuencia de extracción del arma comienza con la mano dominante.  Extraes el arma con la mano dominante e inmediatamente complementas el empuñe del lado opuesto con la mano de apoyo de acuerdo al método anterior.  Manteniendo el dedo del gatillo fuera del gatillo y en el marco de la pistola.  En guardia en lo que se llama la posición de listo y sosteniendo la pistola cerca de tu cuerpo delante del abdomen y dirigida hacia tu objetivo.

En Guardia

Ahora, desde la posición de listo se extienden los brazos hacia fuera y adelante, posicionando todo el cuerpo en una correcta posición de tiro. Tus brazos deben extenderse pero sin llegar a bloquearse, ésto permitirá amortiguar de mejor forma el retroceso de arma.

Brazos Extendidos

A partir de aquí debes asumir una postura de tiro que sea adecuada a tus objetivos y con la que te sientas cómodo.  Diferentes tiradores utilizan diferentes posiciones de tiro.  Lo importante es la consistencia en la postura, para conseguir una extracción del en forma veloz y automática, y consistencia en la eficacia de tus disparos.  Esto solo se consigue con práctica.


> Conoce las bases de una correcta postura de tiro


 

Deja un comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s